El vino español: adaptarse a las circunstancias o perder el mercado de USA

Nov 01, 2020
Mexico
 
EL DIFICIL MOMENTO EN EL QUE TRUMP PUSO A LOS PRODUCTORES ESPAÑOLES
 
Las bodegas españolas han sacrificado buena parte de su margen de beneficio y han optado por vinos con más graduación como forma de amortiguar el impacto del arancel en sus exportaciones a Estados Unidos, aprobado hace justo un año.
Así se desprende de una encuesta interna elaborada por la Federación Española del Vino (FEV), que revela una caída entre sus socios en torno al 23 % de las ventas en valor al país norteamericano desde que entró en vigor la nueva tasa.
 
 
Las cifras de Aduanas de EE.UU. recogidas en un informe reciente del Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV) apuntan a una pérdida menos acentuada, del 10,4 %, aunque en este caso referidas al período octubre-agosto, a falta de conocer los datos de los últimos dos meses.
 
El 86 % de las bodegas ha reducido su margen comercial para compensar el arancel aplicado por la Administración Trump desde octubre de 2019, de acuerdo con el sondeo de la FEV, que asegura que en torno a un 5 % de las compañías españolas que exportaban vino al país optaron por salir directamente del mercado.
 
 
"La situación se traduce en que las empresas se han comido gran parte del margen, que las ventas no hayan caído más se debe a esto. El objetivo ha sido seguir en el mercado aunque sea casi a pérdidas", ha explicado el director general de la FEV, José Luis Benítez.
Chile
Según la encuesta, el grueso del arancel -del 25 %- ha sido absorbido por las bodegas, pero otra parte la han asumido las cadenas de distribución estadounidenses y un porcentaje menor se ha financiado con subidas de precio.
 
"Las exportaciones no han caído tanto como las de vino francés, pero quizá es una ventaja de vender más barato. No es lo mismo un 25 % en un precio de venta de 100 euros que de 50", ha ejemplificado Benítez.
 
En el caso del vino de Francia, el desplome ronda el 33 % del valor de lo exportado a Estados Unidos, equivalente a unos 344 millones de euros aproximadamente.
 
CAMBIO EN EL PRODUCTO
 
 
El responsable de la patronal ha reconocido que grandes empresas del sector manejan márgenes de beneficio cercanos precisamente a ese 25 %, por lo que el impuesto les deja ahora ante la disyuntiva de vender sin ganar dinero para no perder cuota de mercado o dejar de enviar a EE.UU.
 
"Esta última es una mala alternativa porque todos decimos que en el mercado estadounidense hay que estar porque es muy receptivo, y salirte de ahí es no volver a poder entrar en mucho tiempo, tirar por la borda lo hecho en estos años", ha apuntado el dirigente de la FEV.
 
Otra vía para sortear el impuesto adicional ha sido la de comercializar en suelo norteamericano caldos con una graduación superior a los 14 grados, ya que estaban exentos del arancel.
 
La encuesta realizada por la patronal revela que un 35 % de las bodegas apostaron por este cambio en el producto exportado para evitar al menos en una parte de sus ventas la aplicación de la tasa.
 
"Eso ha permitido que las exportaciones no se hundan todavía más", ha corroborado Benítez, quien también ha recordado que el envío de vino a granel -también exento de arancel- a EE.UU. es marginal.
 
Editado en el Estudio de la Dirección de Diario del Vino de Buenos Aires - Argentina. . 
 
Ultima vez modificado Miércoles, 04 Noviembre 2020 23:37