Los vinos franceses en la cuerda floja en Estados Unidos

Ene 15, 2020

Imagen The Dallas Morning News

Los vinos texanos han pasado de ser un utopía a una importante muestra de la voluntad de los viñateros y enólogos de ese Estado. Hace aproximadamente un lustro, comenzó en la zona un movimiento de selección y adaptación de variedades para la explotación de la vitivinicultura, atento a los informes que destacaban ciertos rasgos que podrían dar como resultado un vino de personalidad.

Precisamente un producto de esta naturaleza estaba necesitando la región que tiene en Estados Unidos, una personalidad bien definida y difundida a nivel mundial. Esta búsqueda era facilitado por una experiencia histórica, concretada - como en muchas otras regiones de los Estados Unidos - por el trabajo incansable de los misioneros. El esfuerzo quedó trunco con la oscuridad que siguió a la Ley Seca. Retomar el trabajo de clasificar, seleccionar, elegir las tierras, etc. para una etapa diferente, consumió un período normal de maduración de modernos establecimientos. El objetivo fue logrado, obteniéndose buenos resultados.

Responsible

La etapa siguiente fué la complementación con vinos de orígenes diferentes, destacándose las importaciones de Europa. Así, las enotecas de texanas lograron conciliar una buena mesa de ofertas para satisfacer los gustos de los amantes del vino locales.

Fiambres italianos

Quesos y fiambres italianos a U$S 9,99 la libra sería un sueño inalcanzable con los nuevos impuestos del 100 %. 

Sin embargo, desde el corazón de esa plaza de producción y consumo en la que se transformó Texas, surgieron alarmas comunes a todo el mercado del vino de Estados Unidos: el origen fué los nuevos impuestos que el presidente Trump instrumentó para los productos de la enología de Europa. Pero a una línea primitiva de aumento del 25 % de impuesto, ahora se teme que el incremento al 100 % de algunos productos como el champagne francés, empantane cualquier acuerdo a corto plazo.

-------------------------------------------------------------------------------

------------------------------------------------------------------------------

El problema evolucionará hasta agravarse con la falta casi total de todo producto de origen europeo una vez que se acaben las existencias con los precios viejos. El aumento hasta el 100% en la mayoría de los productos de Europa, comprende también a segmentos gourmandise como los whiskies escoceses e irlandeses, quesos, aceites de oliva y otros productos alimenticios de España e Italia, y vinos de regiones que hicieron un esfuerzo promocional increíble, como los de Canarias o los Txakoli del País Vasco. . Está previsto que entre en vigencia a principios de este mismo año de 2020. En una analogía poco simpática, sin embargo hay que reconocer que remontar el impuesto por los aviones ingleses levanta vuelo hacia un cielo imprevisible, lejano y casi ya inalcanzable.

Vinoteca USA

Las otrora bien surtida enotecas están viendo mermar su stock de bebida europeas. Los comprados antes de octubre, constituyen una presa todavía alcanzable pero pronto serán solo buenos recuerdos. 

La voz de alarma ya fué dada por los medios locales: lo cazadores de oportunidades salieron a la pesca de los productos que - como decíamos - por razones de stock hayan quedado algo escondidos, transformándose ahora en verdaderos tesoros. 

Editado en la  Redacción de Diario del Vino de Ensenada, Estado de Baja California, Estados Unidos Mexicanos (info@diariodelvino15 años informando al Amante del Vino en todo el Mundo. Diario del Vino y su Net-Work 

 

Ultima vez modificado Jueves, 16 Enero 2020 19:38