El Santo Grial y el Vino de Jesús. Los orígenes de la bebida que usted consume.

Escrito por  Mar 20, 2018

El Vino en Textos Sagrados

Ninguna otra religión, ningún otro libro sagrado incluyendo dos de los pilares de las religiones monoteístas, la Torá judía y El Sagrado Coran musulmán, tiene ta cantidad de referencia al vino como puede encontrarse en la Biblia, el libro de lectura sagrada de la religión Católica. Precisamente, al contrario de la interpretación de cada shura del Corán o en cada Tanai de los 24 de la Torá, en los  versículos de la Biblia el vino está incluído como referencia de un estilo de vida, propio de las costumbres de aquella sociedad que presenta, en enclaves lejans del desierto, aldeas, huertos, cultivos, animales, hombres y situaciones sociales, de violencia, sufrimientos o diversiones. En la Bblia el vino no es mas que una referencia, pero es la GRAN referencia sobre la que cada profeta vuelve una y otra vez a pintar una situación.

The Responsible

En una comparación tal vez no felíz pero cierta de la actualidad y la ausencia de aquel consumo masivo y unico del que habla la Biblia, el vino sería el gran conductor de las costumbres donde el alcohol se resume en vino ó en la posibilidades del mosto. Ni en brandy, ni en cerveza, ni en tequilas: en vino, marcando la antiguedad de esta bebida que en los tiempos modernos llega ya a superar los 8.000 años de antiguedad. Es decir; hasta le época que pinta la Biblia, habían pasado casi 6 mil años de un reinado como bebida naturalmente asociada a la comunidad, a la sociedad primitiva y en ebullición asociado al desarrollo. En la búsqueda de un sistema de convivencia, de gobierno, de vida y de creencias de algo superior.  

Así pues, la Biblia presenta cientos de ejemplos en forma de sentencias algunas: "Y nadie echa vino nuevo en odres viejos, porque entonces los odres se revientan, el vino se derrama y los odres se pierden; sino que se echa vino nuevo en odres nuevos, y ambos se conservan" (Mateo 9;17), o advertencias otras, como esta; "No es para los reyes, oh Lemuel, no es para los reyes beber vino, ni para los gobernantes desear bebida fuerte"(Proverbios 31;4-7). o aquella por la que se señala al vino como enemigo de la santidad; "Porque ha venido Juan el Bautista, que no come pan, ni bebe vino, y vosotros decís: ``Tiene un demonio" (Lucas: 7;33).  O la definitiva despedida y promesa de la Alianza Eterna: "Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto cuantas veces  bebáis en memoria de mí".  (1 Corintios 11:25-26).

Pero, aquí entonces,  el Primer misterio que trataremos de develar: ¿Cuá fué el vino que bebió y ofreció Jesús en la Ultima Cena?

contenido

Ahora, definir con alguna media certeza de cuál fue el vino que encerró el secreto de los labios de Jesús, es una tarea casi imposible de cumplir. Si bien es cierto seguramente de los varietales que sobrevivieron estos 2.000 años últimos es probable que haya dado este sus propiedades para cumplir la última voluntad de Jesucristo, pero es bien escasa la posibilidad que haya llegado hasta nuestros días con las mismas características de entonces. Muchos articulistas hablan de la Syrah, un varietal de la misma región de medio oriente, pero seguro no es el mismo que conocemos hoy, como tampoco se han conservado las mismas técnicas de elaboración. Aunque hay un par de datos que hemos señalado ya en la nota, que canalizarían cierta similitud:

Una técnica que sobrevive: “No guardar los vinos nuevos, en odres viejos, sino vinos nuevos en odres nuevos y ambos se conservan”, sostiene Mateo 9:17 , y ese es un dato que trascendió desde la elaboración primitiva, como también la importancia del mosto, el jugo de uva sin fermentar (todavía no es vino) puede anticipar el gusto por los vinos dulces. Sobre los vinos dulces hace su apuesta el científico Patrick McGovern que se destaca en el ámbito académico de Estados Unidos como estudioso de una disciplina que él mismo ha inventado: la arqueología vinculada a la recuperación orgánica de restos de vinos rescatados de vasijas milenarias. McGovern habla de un vino hecho de pasas de uva, muy ácido y extremadamente dulce, casi pastoso y pegajoso. ¿Ese mejunje fue el vino de la Alianza Eterna? Es probable. Quien podría asegurar algo, en aquel momento mágico de la humanidad, cuando un judío fundó la religión del pueblo llamado después Cristiano en su nombre, y llegó a conquistar Roma desde las catacumbas.

Contenido

El vino: ¿cuál es el que bebió Jesucristo? Me temo que quedará en el misterio a menos que se encuentre, como el mismo McGovern lo solicita, el Santo Grial, aunque así y todo después de 2.000 años, vaya a saber qué tipo de restos de materia orgánica podría alojar, yendo de un lado a otro. Pasamos así de un declarado misterio del vino a un elusivo elemento que podría ser una escudilla para beber cualquier cosa, con la simplicidad de lo elemental como utensilio, pero nunca una obra de arte cuajada de oro y piedras preciosas en ese momento

El Cristo era pobre de solemnidad: Solo mucho después surgió la leyenda del Grial, tema sobre el que se asentó la fantasía de la Edad Media para dibujar exquisita orfebrería de oro, plata, diamantes y rubíes (foto arriba) rodeando una pequeña vasija de dos partes de ónix. Dicen que esa figura de la ilustración que mostramos arriba perteneció a Doña Urraca Reina de Zamora, que fuera regalada por su padre, Rey Fernando de León. Cuentan que ésta destinó gran parte de su fortuna, también heredada, para adornar con las mejores joyas esa piedra que tocó lo labios de quien después de un solemne juramento de alianza, murió en medio de ignominias recordadas todos los años en Semana Santa. También la búsqueda del Grial sería frustrante: Solo en España hay más de 200 posibles copas y muchas más en todo el mundo.
Contenido

Pero, hace siglos también dicen que el Grial no es aquel en el que Cristo bebió su vino, sino el verdadero Santo Grial, sería el que albergó su sangre. Esta historia despertó el interés de escritores que se hicieron famosos repitiendo una leyenda de difícil comprobación. El relato gira en torno a la fantasía del casamiento de Jesús con la mismísima María Magdalena, que habría concebido una hija de él. De ahí el nombre de Santo Grial al cuerpo de mujer que, siempre en potencial, habría servido para preservar la sangre de Cristo. 

Según la leyenda, esta posibilidad habría originado la Dinastía Merovingia, constituída por descendientes de María Magdalena, expulsada de Israel después de la muerte de Jesús. Esta Dinastía se estableció en Francia y abarcó países como Bélgica y Alemania, inspirando y participando en  momentos de la Historia de Europa, como por ejemplo, la historia de los mismos Cruzados y el nacimiento y fortalecimiento de la Iglesia Católica. Apostólica y Romana,  con el Obispo de Roma como cabeza adoptando el título o cargo de Papa, con un mandato de superioridad sobre cualquier otra religión.  Este párrafo tiene un doble propósito: potenciar estos días dos misterios: el vino y la Alianza Eterna, valorando el sentido espiritual delas religiones, pero reconociendo también en ellas la influencia de los grandes errores del ser humano. 
Contenido

El hombre, en su eterna búsqueda de la Divinidad, a la que intuye estar emparentado, recurre a la Fe. ¿Y qué es la Fe?. Dice el Apóstol San Pablo según  la Biblia: “la fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve” (Hebreos 11:1). Concluimos entonces: La Fe es la Esperanza, la convicción cierta, que mueve los actos (todos) del ser humano, proyectando su acción al construir proyectos, incluso de trabajo, de acciones personales. Con grandes dosis de FE encaramos nuestras vidas, para ser lo que somos cada uno. En este marco perfectamente definido, hay que reconocer entonces que "Vivir es el acto supremo de Fe". 

Tema relacionado: Libro Soy el Vino. El vino como protagonista cuenta su Historia, que se desarrolla integrando la Historia de la Humanidad. Contacto por temas referente a este artículo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Reedición en Diario del Vino, Buenos Aires, Argentina. Lect. actual: 3360

 

 

Ultima vez modificado Sábado, 05 Junio 2021 19:15