Antecedentes de la prohibición del vino en el Libro Sagrado del Corán

Oct 24, 2016

El vino en el mundo árabe - Wine in the Arab world - 阿拉伯世界的葡萄酒 - النبيذ في الوطن العربي

ا

Vinos argentinos

El vino es una alternaitva de comercio con el Mundo Arabe en este tiempo en que la Pandemia del Covid, y otras que se pueden ya detectar por el el cambio de la relación entre el hombre y la naturaleza, y la imprevista guerra de Rusia contra Ucrania, seguramente va a alterar por mucho tiempo el Comercio Internacional. La búsqueda de nuevos mercados corre por cuenta en principio de los Ministerios de Relaciones Exteriores de Occidente (Atención América Latina). Esta nota de Diario del Vino es un aporte para el sondeo activo de esos mercados que no están prohibidos para el consumo según el Corán, el Libro Sagrado musulmán; y que además estos mismos pueblos, de alto poder adquisitivo hoy, reciben turismo de todo el mundo (Pensar en Qatar por ejemplo).

El Vino, sus viñedos, sus industrias y fuentes de trabajo en crisis, y Nuevos Mercados.

Antecedentes de esta nota: La noticia que complementa este estudio se relaciona con la prohibición por el Parlamento de Irak del consumo de vino en territorio de ese país. Un estudio contemporaneo sobre el vino y la poesía árabe en la cultura del al-Andalus, editado por la Universidad de Granada, nos revela facetas interesantes sobre este controvertido tema. Viene al caso entonces por las ahora frecuentes restricciones del vino en la sociedad árabe. Como veremos en este estudio que copiamos, la prohibición en el Corán del vino, no está expresada explícitamente y hay diferentes suras (Disposiciones) de este Libro Sagrado que son fuente de interpretaciones distintas. Este documento se expresa así sobre el tema:

El documento se titula "El vino en la poesía musulmana de al-Andalus" y puede ser consultado en el link precedente. En el subtítulo "El vino y sus temas" de la página 10, dice: "Dentro de la poesía musulmana de al-Andalus, la presencia del vino como tema ocupa un lugar destacado junto con el amor y los jardines".  

Salvada expresamente la motivación desde el punto de vista de los estudios coránicos a cargo de especialistas árabes, dice que en la sura de la Abeja, Mahoma llama "beneficio de Alá al agua, hecha descender por El para dar vida a la tierra, la leche que fluye dulcemente en las gargantas de quienes la beben, la bebida embriagante, el buen alimento sacado de los frutos de la vid y la palma, y la miel de las abejas".

Pero en otro momento se equipara el vino con los juegos de azar, advirtiendo que son mayores los perjuicios que de su consumo derivan. Se llama la atención a los fieles para que se abstengan de rezar embriagados, y que esperen hasta ser conscientes de sus actos. El documento sostiene en el párrafo mas cercano a la prohibición sin que sea explícito sin embargo, lo siguiente: "Oh vosotros los creyentes! En verdad el vino, los juegos de azar, las estatuas, las flechas adivinatorias, son sólo una abominación de Satanás"

Este párrafo, sin que llegara ser explícita la prohibición del vino, creó un cisma entre los fieles, distinguiéndose diferentes corrientes que se diferenciaban dentro de su fe, por una u otra interpretación. Asi, fueron miles quienes interpretaron radicalmente estas palabras como de una prohibición absoluta e implantaron castigos impiadosos siguiendo estas expresiones como la de verdades absolutas. 

Pero, en base a la otra interpretación, muchos pueblos musulmanes construyeron sus costumbres también apegadas a los preceptos del Libro Sagrado, pero con la tolerancia que señalaba una estricta interpretación de las palabras de Mahoma.

Así muchos paíse se distinguieron por el consumo habitual del vino. Entre ellos los omeyas sirios y los abasíes de Iraq, fueron los primeros que adoptaron la costumbre de beber el vino de uva. Mucho tiempo antes se había considerado que solo el vino de datil estaba permitido.

En tanto en el al-Andalus, territorio que comprendía la Córdoba española, no pudieron sustraerse al encanto de los vinos de uva y la costumbre de ambos pueblos - cristiano y musulmán - incluyó como natural el acompañamiento en las reuniones de la comida andaluza y los vinos de la región. Siete siglos transcurrieron los brindis que era común para tres pueblos: castellanos, judíos y musulmanes. 

Desde el siglo VII al siglo XIV, estas tres grandes corrientes - con sus divisiones pero con costumbres comunes - establecieron las bases de una división mayor de lo que se conocía hasta entonces, .

Por supuesto, hay mucho todavía sobre este tema que, para tratarlo, haría falta la consulta de toda una biblioteca. Sin embargo, solo queremos sintetizar sosteniendo que el vino fue protagonista también de este proceso. Se llamó: El nacimiento de Occidente.

Ricardo Eulogio Brizuela
Reeditado en la fecha - 24 de mayo de 2022 - en el Estudio de la Dirección de Diario del Vino de Buenos Aires, Argentina. Readership a la fecha: 2954.

 

México, 26 de octubre de 2016

Ultima vez modificado Martes, 24 Mayo 2022 20:17