La Historia del Vino es la Historia del Hombre (1)

May 31, 2016

Este episodio es ilustrativo sobre la presencia de los grandes vinos en los momentos más importantes de la historia de los grandes hombres. Esto ocurrió inmediatamente después que el entonces Rey Juan Carlos abdicara ese puesto que lo encumbraba en la dirección del siempre Grande Reino de España, en favor de su hijo.

Según Expansión en su sección "fuera de serie", cuando tomó la decisión de abdicar, en junio de 2014, Don Juan Carlos quiso celebrarlo en la intimidad del palacio de la Zarzuela con su hijo Felipe, el futuro Rey de España. Para ello tuvo que elegir un vino a la altura del acontecimiento histórico. La decisión no fue fácil, pues las tres bodegas de la Casa Real albergan unas 10.000 botellas. Asesorado por sus sumilleres, finalmente optó por un Castillo Ygay de 1925, vieja gloria de Marqués de Murrieta. Al día siguiente, Vicente D. Cebrián-Sagarriga, conde de Creixell y barón de la Pobadilla (Madrid, 1 de enero de 1970), propietario y presidente de esta mítica bodega de la Rioja Alta, recibió una llamada inesperada que al principio le pareció una broma: "Hola, Vicente. Soy el rey Juan Carlos. Ayer abrí una botella más vieja que yo. Al principio dudamos si se podría beber, pero es el mejor vino que he probado. ¡Enhorabuena!", le dijo con su campechanía habitual. Expansión completa esta crónica informando que el 21 de octubre de ese mismo año, cumpliendo con su palabra, Su Majestad acudió a la reapertura del Castillo Ygay, joya de la corona de esta mítica bodega fundada en 1852 por Luciano de Murrieta, y considerado uno de los edificios industriales más antiguos de Europa. Allí descubrió una placa conmemorativa y cató un reserva de 1938, su año de su nacimiento. La ocasión lo merecía. Tras nueve años de obras y 14 millones de euros de inversión, "el proyecto vitivinícola más importante de España y uno de los principales del mundo" por fin veía la luz.

Así el conde de Creixel tuvo la satisfacción de asegurar la recuperación del legado histórico de España que se encuentra bajo la responsabilidad esta bodega Marqués de Murrieta. Este producto, Castillo Ygay - Tinto (Tempranillo y Mazuelo - 2007) - mereció 98 puntos del crítico James Suckling y figura en el panel Vinos y Puntajes de Pinterest de Diario del vino que se puede ver en este enlace.

Con una producción anual de 1,5 millones de botellas, Marqués de Murrieta exporta el 70% a 92 países, lo que la convierte en la bodega española más internacional.

Emplea ahora 100 personas, y su facturación alcanza a los 15 millones de euros.

México, 01 de junio de 2016

 

Ultima vez modificado Miércoles, 26 Julio 2017 17:48