Educación sobre vino: Clase Segunda - Primera Parte

Sep 25, 2015

葡萄酒杂志。了解更多关于酒 - 第2课 - 第1部分

Clase Segunda – Primera Parte: PLANTACION – Tipos de Viñedos.
Las plantaciones de los viñedos tiene características muy especiales y quien se encarga de elegir e ir siguiendo las plantaciones de vid es el mismo enólogo o wine-makers. En la foto primera de arriba, estamos observando una plantación de características achaparradas (chicas), ancianas, pero de una gran personalidad. Esto es lo que se denomina una plantación en vaso.


Este tipo de plantaciones tiene la particularidad que no crece más de 50/60 cm. de altura del suelo y presenta una imagen semejante a una copa – de ahí el nombre de vaso - con tres sarmientos que conducen sus hojas. Señalamos sin embargo que al decir no crece no adjudicamos esta propiedad liliputiense a la cepa, sino que esto se logra con la poda anual que a lo largo del tiempo fue cortando las extensiones hacia arriba, favoreciendo el ancho de la planta. En regiones españolas, estas eran las plantaciones primitivas, antes que los tiempos modernos trajeran la posibilidad de la espaldera, hasta el punto que aún se conservan en distintas Denominaciones de Origen, algunas hectáreas con plantaciones de estas características de viejas y enanas, porque le otorga al producto – el vino – el hándicap de la antigüedad. En muchos casos, una cepa de estas características ilustra la etiqueta de un vino, para dar la imagen antigua que desea transmitir una bodega a su producto (Arriba, a la derecha).

En contraposición a las descriptas arriba, se encuentran las plantaciones en espalderas. Una característica de las mismas

(foto de arriba) es su desarrollo hacia los costados, creciendo por dos sarmientos que fueron entrelazados al alambre de la espaldera y que le brindan el apoyo para desarrollarse. Estas plantas son inducidas a crecer en sentido contrario, para tener la oportunidad de realizar un mejor servicio sanitario. El otro objetivo, es asegurarle al fruto – la uva – una buena exposición a los rayos de sol, que pueden actuar sobre la misma en un espectro muy amplio del día. Son dos ventajas que conllevan dos pilares de la vitivinicultura: control más adecuado del estado fitosanitario de las plantas, y aireación y asoleado correcto para su maduración. Y en tercer lugar, para favorecer las labores de la viña como raleo, poda y cosecha. La disposición permite el pase de una maquinaria, ya sea tractor, pulverizadora o cosechadora (Foto abajo).

Un detalle importante: Muchas de las plantaciones iniciadas como vaso, fueron luego de algunos años inducidas a aceptar el régimen de espaldera, sacando dos sarmientos de la planta y corriéndolas a través del alambre de la espaldera en forma opuesta, para cortar todas las demás prolongaciones de la planta. Este proceso dura al menos dos años. Generalmente por su antigüedad, estas plantas en vaso tienen poderosos troncos y fuertes ramajes, por los que incluso en muchos casos hubo quienes han usado sierras para cortar las prolongaciones innecesarias. En España se da el caso de plantas de vid centenarias con una estructura de vaso. Otras de las ventajas de la espaldera es que el número de plantas por hectáreas es sensiblemente superior en la espaldera que en el sistema de plantación en vaso. Finalmente, y uno de los mayores razonamientos para que el viñatero opte por la espaldera, como dijimos más arriba, es que con este sistema, el tractor o la cosechadora puede entrar en el viñedo sin problemas, desapareciendo el empleo de la cuadrilla de cosecheros o recolectores manuales. Esta disposición también ahorra en la utilización de la mano de obra para las otras labores durante el año. El hombre trabaja parado y no agachado, lo que le hace rendir más en el laboreo. Un dato final: 1 100 y 1 600 plantas por hectárea en el caso del vaso y de entre 1 800 y 2 500 plantas por hectárea en el caso de la espaldera, hacen diferencias impactantes. Pero un último reparo, todavía salva a la plantación en vaso: Su expansión en terrenos muy pobres y de muy pocas accesibilidad, pueden hacer un vino diferente, más expresivo, y la baja producción, precisamente por las dificultades de las raíces de aportar nutrientes, concentran y proyectan el sabor hacia una expresión de un vino superior. Muchas parcelas en las que antaño pasó la filoxera, y que se encuentran en territorios pobres y escarpados, se utilizaron para replantar en vaso, con excelentes resultados para vinos tipo garajes. Las estadísticas aportaron un dato: se dice que en todo el mundo hay un 80 % de cultivos en Espalderas y un 20 % en vaso .  

Una tercera variante, es la que se conoce como parral o emparrado. Es la más antigua de las plantaciones. Fueron usadas en muchas de las regiones del vino del mundo. En tiempo de la Colonia se empleó este sistema para cultivar la vid. Se estructura con un armazón de madera, troncos o metales de una altura de 2 metros ubicados en dos hileras separadas y unidas arriba en una cama de alambre por la que corren los sarmientos de la vid y de la que cuelgan los racimos de uvas.

Es preciso el recuerdo de la plantaciones del General Bernardo O´Higgins en Curico - Chile, su pueblo natal, que le preocupaba mientras él le hacia la guerra a los realistas (partidarios del Rey o la Corona de España). Cultivaba la uva en su tierra en gran des parrales que en la época se les llamaba Parrones. Las cartas del General pedían a sus partidarios, no por las vidas de amigos o parientes, sino por el cuidado de sus Parrones, pues temía que los soldados enemigos no los respetaran. También en España fueron populares en distintas Denominaciones de Origen como las de Rias Baixas. Las Parras, Emparrados o Parrones, se dejaron de usar – en gran medida - para afrontar el cultivo por Espaldera. La densidad de plantas sólo alcanza a los 1.000 ejemplares por hectárea. En Argentina son famosos los parrales de la Uva Torrontés, sobre todo de los valles Calchaquíes de la Provincia de Salta, y también en La Rioja, en los Valles del Famatina y los del Cerro del Velazco (En la foto de abajo, viñedo en Parral).

Hemos detallados tres tipos de viñedos y señalado las distintas épocas en que se utilizaron con mayor preferencia. Para señalar rescatamos las siguientes ventajas: el cultivo en copa aún se usa aprovechando la antigüedad que le otorga al vino. Los vinos garajes también sacan partido de este sistema. 6 Sobre el particular volveremos cuando hablemos qué significa un vino garaje. Los cultivos en espalderas, en cambio, son aprovechados por la economía de la explotación, la facilidad de la cura y laboreo, la mayor cantidad de planta por hectárea, y la facilidad de la exposición al sol de las uvas. Las Parras tienen un significado histórico para el vino. Su presencia fue señalada en muchos libros y muchos autores en el mundo la utilizaron para marcar aspectos socio-culturales en diferentes regiones, en las que se cultiva la uva y se produce el vino.

Ricardo Brizuela 

Fin de la Clase Segunda - Primera Parte

Lección 1 Primera Parte   Lección 1 Segunda Parte   Lección 1 Tercera Parte

Ultima vez modificado Lunes, 05 Octubre 2015 05:18