Francia: El día que degustamos un Malbec de Cahors

Dic 01, 2020

 Vinos Argentina

 

 

 Historias: XV años del Diario del Vino y sus publicaciones

Cómo es el malbec de Cahors, la fuente original de este gran varietal. 

El nombre con el que se lo identifica ahora, Malbec, después que la filoxera hubiera destruído la mayor parte de los viñedos originales de esta gran región francesa, no se sabe a ciencia cierta a que origen responde. Muchos suponen, y tal vez sea lo mas acertado, que es un apellido de un transportista que después de mediados del siglo XIX, distribuía vino y vendía alguno de su propiedad en especial o de uno de los famosos "negociant" que operaban en la zona de Bordeaux.

          Vea los maravillosos Malbec 
en "La Bodega" de Coto, en Palermo, de Buenos Aires

En realidad esto nunca se llegue a descubrir: no inquieta a nadie el tema sin embargo. Lo principal es que el malbec sobrevivió a la plaga mudándose de residencia: en principio se olvidó de las incómodas dependencias, grandes y frias, de los chateaux franceses (muchos con historias centenarias pero sin los elementos de la comodidad de las viviendas hoy) porque en el nuevo mundo, dos países, Chile y Argentina, lo hicieron suyo, construyeron a su alrededor el relato que lo sustentaría en ellos después del siglo XV, y renacería triunfal para alegria de los amantes del vino de.toda latitud del planeta Tierra.. 

El malbec tiene una historia que lo liga a los viajes de navegantes del siglo XV.

¿Por qué? Por ese gran componente llamado tanino que favorece la conservación del producto. Esto fué una de las características que hizo del Malbec un vino muy apreciado por los navegantes que visitaban el Nuevo Mundo, y también para el intercambio en la misma Europa, formando los mercados que desarrollaron una gran capacidad de compra apreciando el buen vino, favoreciendo a Francia, España y en menor medida, Italia. Los productos de Cahors llegaban al Atlántico - como aún lo siguen haciendo - siguiente la ruta fluvial del Gironde que conecta con Bordeaux y un pequeño puerto de un pueblo cercano llamado Bourg-sur-Gironde, en el margen derecho y cercano a la capital del vino francesa. 

Diario del Vino llegó a Cahors, respondiendo a la invitación de los productores e inmediatamente nos dedicamos a degustar una gran cantidad de etiquetas puestas a nuestra disposición. Todos ellos eran de gran calidad, y muchos habían sido  elaborados en propiedades que tienen centurias, esto es en los viejos chateaux.  Fué realmente una tarea dificil esta selección, en la que figuraban productos de varietales diversos, todos característicos de la vitivinicultura francesa.  . 

LePiogniere

Sin embargo nos atrajo de forma preferencial un malbec llamado Le Pigeonnier, de Chateau Lagrezette, producido bajo la dirección del enólogo Michel Rolland. 

Probarlo nos transmitió sensaciones muy poderosas: un análisis primario visual del color es definitivamente uno de los puntos que establecen diferencias con el Maslbec de Argentina. Se detecta inmediatamente un tono oscuro muy pronunciado que reemplaza al transparente medio violáceo criollo. En la boca al principio es una inmersión fuerte que decrece en la medida que el líquido circula en la cavidad bucal. Sin embargo la misma se transmforma rápidamente en una suave y sedosa caricia para las papilas gustativas con un posterior retrogusto largo y expresivo. El aroma es importante, y predomina la madera. Asi el Malbec original se define como dominante

 Michel Rolland hizo un gran trabajo con la uva, y es definitivamente muy bien recibido por ejemplo en el mercado de los Estados Unidos. Definitivamente, los detalles que diferencia al Malbec pasan por la modificación de los valores entre el Malbec dominante de Cahors y la suave presencia acariciante del Malbec argentino o chileno. Sin embargo, los dos conservan propiedades bien definidas y comunes.

Extrañamente, fué Michel Rolland uno de los artífices principales del trabajo que hizo a Sudamérica la nueva casa de un Malbec transformado en un producto exitoso en todo el mundo. Pero eso es otra historia que ya hemos escrito en otras notas, pero que tal vez merezca una edición definitiva. 

Volviendo al Malbec de Cahors, su precio ronda los 180 euros. El Malbec criollo tiene una gama de precios que lo hace accesible para todos,  pero también con precios superiores en ediciones de las etiquetas de empresas renombradas. Para cerrar el capítulo de los parecidos y diferencias entre Cahors y los del Nuevo mundo, digamos que catarlo o simplemente degustarlo en Cahors, implica adquirir en los labios mismo un fuerte color violáceo que persiste como un recuerdo complaciente. 


Ricardo E. Brizuela

Editado en el Estudio de la Dirección de Diario del Vino de Buenos Aires, Argentina. Reedición 406

Su atención amigo lector:Nuestra información y Programas Especiales son y continuarán siendo gratuitos. Nuestros servidores tienen miles de páginas sobre Educación para el buen bebedor y Cursos Gratuitos para iniciarse en el conocimiento del vino. Pero en tiempo de Pandemia, y de intereses contrapuestos, apelamos a su comprensión para solicitarle una colaboración monetaria voluntaria, para el mantenimiento de nuestro equipo de producción. No somos una empresa de Economía tradicional, sino un esfuerzo de Vocación Periodística y Cultural con 15 años de antigüedad. Cualquiera sea el importe que decida le agradeceremos significativamente su apoyo. Para efectivizar su ayuda utilice este link: paypal.me/PaymentDiariodelVino y obtendrá su recibo. Gracias.

 

Ultima vez modificado Miércoles, 10 Marzo 2021 07:53