La Pandemia dejará mas pobre a Latinoamérica

Ago 17, 2020

Vinos argentinos

 

 IMG: Arriba. Torre de los Ingleses: El gobierno de Mauricio Macri (2015/19 - Argentina), soñaba con relaciones normales. No se dieron. Usted puede ver sin embargo un video de este monumento excepcional  donado por los inmigrantes ingleses a Buenos Aires en el año 1916, aggiornado a la fecha y luciendo su fachada histórica en la zona de Capital Federal de Plaza San Martín. Alberto Fernández no miraría con malos ojos un acuerdo con Inglaterra, dadas las circunstancias. A Londres después del Brexit no le vendría mal una alianza con Buenos Aires ahora. La Vda. de Kirchner tal vez no compartiría el mismo criterio. Si hay pobreza que se note: es la filosofía del Partido Peronista.

A. Merkel: No debe aprobarse el convenio UE-Mercosur

Se complica Horizonte Sud-Americano.

 

 

El mundo está tratando de alinear sus fuerzas económicas de acuerdo a las conveniencias de las potencias que centralizan el poder en las diferentes  regiones y países. Así, la visión que hasta ahora prevelace es de una nueva alineación alejadas en gran medida de lo tradicional,  o mejor dicho, de lo que venimos observando y padeciendo hasta la entrada del fatídico covid-19 en el prinicipio de este año 2020.

The Responsible

Recordemos esta instancia previa: el mundo tenía dos grandes liderazgos en lucha encarnizada por posicionar su economía como fuerza principal dentro de los negocios internacionales.

Estos dos - los Estados Unidos y China - comenzaron un ciclo de guerra fria con una declaración en la que la utilidad de los productos de ultima generación de las nuevas tecnologías, era la clave.

Así, ambos países llevaron al planeta a una tensión extrema partiendo de una conflictiva relación motivada por el deseo de monopolio de una herramienta.

Ambos sabían, saben, que quien domine las comunicaciones en la transmisión de señales, sería el país que tendría el mayor margen para imponer no solo sus productos, sino generar una linea de distribución paralela, una de otra, por la que se materializaría la actividad económica de ambos grupos.

En tanto esta discusión entre gigantes se desarrollaba, otro grupo de naciones comenzó  explorar sus propias fuerzas.

Así Europa herida en un flanco con la irrupción del Brexit, decidió tomar el toro por las astas y buscar su propio vergel en América: se avanzó entonces rápidamente - mucho mas rápido de lo aconsejable según muchos - sobre el mercado y su esperado poder de compras de productos europeos.

En la UE muchos estuvieron entusiasmados, y fomentaron la firma del convenio UE-Mercosur que se cristalizó imprevistamente luego de 20 años de negociaciones.

UE-Mercosur

Una posibilidad de la que no quedan esperanzas: Francia y Alemania desaconsejan el acuerdo. Previamente ya lo habían sentenciado otros países menores.

El hecho construyó un panorama idílico desde el comienzo, cuando tomó de sorpresa a algunos protagonistas. Uno de ellos entonces presidente de Argentina, Mauricio Macri,  llegó al aeropuerto ajustándose el cinturón: la realidad lo ponía ante una oportunidad histórica.

En el Palacio del Planalto (Brasil), había optimismo exagerado, hasta que - pasado el tiempo - un hecho fundamental taladró la siesta presidencial: la Amazonia estaba ardiendo y el incendio, aparte de llevarse vidas de los habitantes menos favorecidos por la suerte - los indios - comenzó a dar cuenta de la mayor reserva natural que conserva el mundo.

Esta realidad "caliente" avivó las llamas combativas contra el acuerdo del otro lado del Atlántico.

Allí los países férreamente atados  a la producción de alimentos, que vieron la posibilidad de revertir la posición del conjunto europeo ante el reto que significaba el desaprensivo manejo de los temas ecológicos del brasilero, vieron la posibilidad de reclamar por una negativa rotunda al convenio UE-Mercosur. Según ellos, éste solo favorecería a los productos sur-americanos.

En medio de este ida y vuelta, en Europa se agregó un elemento de discordia: el Brexit explícito y ejecutable con  plazo establecido. 

Desde ese momento, Europa no fué la misma, vale decir, la luz del entendimiento advirtió como un rayo a Alemania y Francia que Europa sin Inglaterra, no era Europa completa, que se complementaban entre naciones con sus respectivos valores como vendedores y compradores. La salida de Inglaterra, dejó claras evidencias en la recesión que empujo a industrias claves que tenían como destino el consumo inglés: por ejemplo el vino, y  los laboratorios, y la moda y el turismo y... mucho más, que solo Inglaterra puede comprar en catálogos.

Precisamente en este punto aparece lo del coronavirus.

China confirmó la pandemia en su territorio y el pánico levantó vuelo. Y aquí comenzó otra historia, con matices increíbles. Por ejemplo, uno de los líderes mas temido pero menos respetado del mundo se volvió loco (o eso aparentaba). 

En medio de una euforia narcisista se burló de la importancia del coronavirus, denunció a China como propaladora del "virus de esa nacionalidad",  y salio a cuerpito gentil a desafiar con un detergente, al covid-19"Yo lo tomo todos los días", dijo en cadenas de twitter, urbis et orbit. Alentado por maníaca resistencia a la verdad, volvió a minimizar la pandemia, justo cuando Nueva York estrenaba en la 5ta. avenida la obra: "Los muertos que vos desechais, deambulan buscando tumbas en la ciudad". En ese preciso instante el dirigente del que hablamos, cerró las fronteras de su país a Europa, y se acabaron los viajes aéreos ida y vuelta.

Otro error táctico del lider mas importante de Occidente, en nuestra modesta opinión: desde Italia los deseos de venganza eran explícitos, tanto como las muertes en el centro mismo de la UE que solo recibieron la colaboración de China para pelearle al coronavirus.

En algunos paises del centro de Europa comienzan los sorteos para decidir quienes morirían: jóvenes o viejos. 

Ambos límites etarios no coincidían con la disponibilidad de camas. Los viejos tuvieron una sola opción: Mejor dicho dos:

1) Resignarse

2) Morirse, tercamente. 

Optaron por lo último.

Y así siguió girando esta rueda del mundo, para fianalmente otorgar al país del lider menos respetado de América tratando de ganar otra vez las elecciones en su país, con una pandemia que le dió el primer lugar como el prefiere siempre, entre infectados y muertos. La misma pandemia, se encargó luego de los países al sur.

Obviamente Brasil tuvo su premio en el palmares de la desgracia: Segundo estado con mayor crecimiento del covid-19 y primer exportador por sus fronteras de la Amazonia, del virus (A Perú , Bolivia, Colombia, etc.).

Revuelta en ChileEl Coronavirus derribó la imagen de armonia que fomentaba el gobierno de Chile, tratando de escalar ventajas de la economía del país. Recurrentemente la historia la pasa factura al poder en Chile. También el coronavirus derribó ventas de cobre y vino: dos productos ariete en el mercado internacional que favorecía un tratamiento social lejos de visualizarse favorable por el pueblo chileno.

 

En tanto en la misma región Chile sigue lidiando con la revuelta de Mapuches, Argentina no sabe dónde comienza ni donde termina la influencia de cada una de sus desgracias: en el covid-19, en la deuda impagable, nuevamente renovada por el FMI (en negociación) y en la plata que le debe a Fondos aprovechados, sin excluir los temas de la delincuencia desatada en los barrios, la violencia y la reaparición de las desapariciones que, antes, eran solo obra exclusiva de gobiernos militares.

En este punto ocurre lo que se preveía: Europa se pone de acuerdo gracias a sus líderes mas ineligentes encabezados por Alemania y Francia, y además de blindarse financiaremente, resuelven improcedente el reafirmar el tratado UE- Mercosur. El tema ya no interesa a nadie. Ahora los productores, podrán acordar con un mundo mas evolucionado. El mismo que les ayudo a sobrevivir al flechazo del coronavirus.

Este partido tiene un final cantado, y los ganadores hacen cuenta muy serias. Esta vez el planeta tendrá expectativas diferentes.

Amazonia

En Amazonia sobreviven mas de 1 millón de indígenas en estado natural puro, con sus dialectos (mas de 400) y sus costumbres. Los incendios y las plagas los van diezmando. En San Pablo, una de las mayores concentraciones humanas del mundo,  hacinados habitantes comparten la pobreza y la ignorancia. Es un enclave dificil, con el cuál las autoridades tienen un contacto de distancia y alerta. En tiempos de gobiernos militares el tratamiento a famélicas bandas de criaturas eran las redadas salvajes y las corridas del sálvese quien pueda, siempre con la cabeza en la mira de una pistola: así como turistas y desprevenidos estaban y están en las calles en la mira del robo, la rapiña y hasta la muerte. Un tema muy triste, para un encuadre político y social diferente, un desorden de dirigentes, y un lamentable estado de necesidad permanente que produjo encontrados sentimientos en la sociedad de Brasil y en observadores internacionales..

 

En América lo único que mantendrá la misma tendencia de decadencia estará en la geografía latinoamericana. En el norte del Rio Bravo, el país de las estrellas tiene reservas económicas e institucionales para salir adelante, antes que tarde.

Pero, ¿y Inglaterra? Inglatera lanzará sus naves a bogar por los mares del mundo: Tiene experiencia para crear, sola, otros mundos. Y partir, y volver, con la libertad de vientos amables bajo la Cruz del Sur: Quien dijo que todo está perdido, sueñan en Buenos Aires, apretando los dientes.

A nosotros, redactores de este informe, solo nos queda un par de dudas: ¿Que hará Rusia?..¿Y los árabes?

Rusia es un misterio, aunque desde los tiempos de Napoleón comprende que los inviernos siempre le favorecieron. Y fíjese en las sorpresas que aún puede darnos este damero: a Rusia le interesa Europa, y ésta última tiene razones para apreciar sus mercados, y su diplomacia que abre puertas en países inesperados. 

¿Y los árabes, finalmente? 

Estos Estados son muy selectivos. Probaron salir de lo tribal coronando a sus líderes, y les dió resultado. Ahora van a intentar tener la misma suerte asociando a un rey emérito. Están convencidos que aún en circunstancias adversas, a Don Carlos de España le sobran relaciones para acuerdos diversos, sobre todo con fuertes industriales que buscan su contrapartida: grandes compradores del lujo, turismo selectivo, aviones, autos con tecnología de avanzada, y mucho mas que hasta la realeza sueña con hacer suyas.

Después de la pandemia, con estas alianzas los tiempos serán otros. La pobreza sin embargo, rondará lugares conocidos. 

Ricardo Eulogio Brizuela
Escritor- Historiador - Periodista

Editado en la Redacción de Ensenada, Estado de Baja California, México.

Ultima vez modificado Martes, 25 Agosto 2020 10:44