Educación. Sabrage: Técnica para abrir el champagne con un sable. Origen.

Ene 13, 2018

Antigua historia que circula casi como leyenda, originada en una costumbre de los húsares de Napoleón Bonaparte, . Ancient story that circulates almost like legend, originating in a custom of Napoleon Bonaparte. hussars. 古老的故事几乎像传说一样流传,起源于拿破仑·波拿巴的一个习俗。

 

 Usted amigo puede hacerlo a pié, no más.

Como abrir una botella de champagne con un sable, y al galope.

El vino tiene ritos o costumbres que a través de la historia de un período de 8.000 años de antigûedad - tiempo en el que reina en el mundo - se convierten en juegos o entretenimientos como parte de la cultura misma asumida por el Hombre.

Entre ellas el “sabrage” (”esmerilado”, en idioma francés), ocupa un lugar de privilegio. Nada es más romántico, noble y atrevido que esta forma de abrir una botella de champagne.

Se dice que esta metodología fue implantada por los soldados de Napoleón, antes de entrar en batalla. Es recordada - por supuesto no falta en los libros de Historia - la afición del Emperador por este vino, y no es improbable que él implantara este acto como costumbre, como una forma de incitar a sus oficiales en la batalla.

Consistía en abrir una de estas burbujeantes botellas, sobre el animal, al galope y con su sable. Por supuesto esta tradición de los famosos húsares se difundió en la sociedad y allí surgió la adhesión con la que contó en salones imperiales por mucho tiempo (Salones por lo que no hay que suspirar ni envidiar en estos tiempos: la mayoría no tenían ni baños ni toilettes, y sí mucho perfume, gracias a lo cual la economía de Francia reportó buenos dividendos por siglos).

La idea se masificó - diría hoy un especialista en márketing - después, y hoy sirve como espectáculo de algunos sommellier para entretener a su público. Se prepara una botella de champagne enfriada en forma normal, sin sal, perfectamente conservada con sus elementos de cierre, como corcho y cestilla, y se la estudia para encontrar la juntura o costura del vidrio que llega al labio o gollete.

Se toma la botella por atrás de la misma con una mano, y se la tiene en forma horizontal al cuerpo. Algunos la inclinan mientras otros la apuntan levemente hacia arriba. Preparado un cuchillo (hay pocos sables en salones modernos, ya no están de moda los duelos, caray) de buenas características, se desliza el lomo de la hoja reconociendo el cogote y buscando la juntura de unión del vidrio.

Previamente se retira completamente la cestilla de alambre. Cuando se tiene la seguridad de la operación y elegido un espacio seguro libre de asistentes (los niños fuera del área por favor), se provoca con un golpe secó el deguello por el que salta todo el pico de vidrio con el corcho y libera el champagne (”el champagne” siempre es masculino, la zona donde se cultiva la uva se llama en cambio “le champagne”) .

Responsible

Hay que prevenir accidentes: nunca debe hacerse por primera vez ante el público, y aún teniendo práctica, siempre debe tomarse la precaución que el corte del vidrio sea limpio, con decisión y sin titubeos, y lejos y hacia el lado opuesto del lugar donde se encuentran mirando los invitados. En realidad los movimientos son bien simple y se domina la experiencia con la práctica. Supongo eso sí que sobre un caballo y al galope, este operativo hoy casi circense, hubo de costar mas de un sofocón a los husares de Napoleón.  

En definitiva, esto es el “sabrage”.  Yo cumplo en contarle, usted no está obligado de intentar nada, sobre todo si la patrona y los chicos andan cerca, por Dios. 

Reeditado en la Redacción de Ensenada, Estado de Baja California, México, hoy 23 de julio de 2020 ( 1943 ).

Reedición en Estudio de la Dirección de Diario del Vino en Buenos Aires, Argentina. Lectura: 2721

Ultima vez modificado Viernes, 01 Octubre 2021 15:58